/****Remove white gap on pre-footer*****/
Seleccionar página

Grupos Multinacionales

Grupos multinacionales que tratan con equipos interculturales

Si su empresa abarca muchos países, está en la posición afortunada de cambiar realmente el mundo.

Sin embargo, no piense nunca que es demasiado grande para fallar. Pregunte a Toys ‘R’ Us o Kodak. Su fuerza se puede convertir en una debilidad si su tamaño y diversidad lleva a una reducción de la flexibilidad o eficiencia. Esto puede deberse a una alineación incorrecta de los departamentos y ejecutivos internos, o incluso a una falta de aptitudes de gestión intercultural.

Probablemente, todas las grandes empresas se enfrentan constantemente a una pregunta clave: ¿cómo es posible estar al tanto de las innovaciones y adaptarse rápidamente a la economía en cambio perpetuo en diferentes regiones del mundo, manteniendo al mismo tiempo una identidad corporativa unificada para aprovechar los presupuestos de I + D y la combinación de recursos internos?

Conocemos esta pregunta por nuestra propia experiencia como empresa internacional.

Cuando el cambio se convierte en un asunto internacional

La gestión del cambio siempre es un reto. Para compañías multinacionales este reto puede multiplicarse fácilmente por el número de mercados, idiomas y culturas implicados.

Esto no significa que usted no sería capaz de llevarlo a cabo: evaluar la situación actual; comunicar la visión; planificar responsabilidades y nuevos procesos teniendo en cuenta los comentarios de sus empleados afectados; inspirar y facultar a su equipo para que sea abierto respecto al cambio; asegurar que el resultado sea una ventaja para sus clientes, etc. 

Es más fácil de decir que de hacer, cuando los ejecutivos internos se aferran a lo que funcionó para ellos en el pasado, desarrollaron fuertes vínculos para resistir frente a estas “exigencias inaceptables”, asustaron a sus empleados para que no se atrevan a señalar problemas acuciantes y cuando las unidades de negocio apenas se conocen entre ellas. 

¿Y de hecho quién es responsable de informar a la Dirección General que su última actualización de producto causó un escándalo en una parte del mundo, porque su nombre es altamente ofensivo en el dialecto local?

¿Ha considerado que sus contactos locales nunca se lo hubieron contado, porque en su cultura es completamente inadmisible decirle no a un superior?

Esto son solo algunos de los obstáculos de desarrollo natural, contra los que cualquier empresa multinacional tiene que luchar.

Esto no implica en ningún caso que sus ejecutivos internos estaban haciendo mal su trabajo. Es simplemente imposible para cualquiera de nosotros NO aprender una cierta manera de hacer algo o dejarse influenciar por su cultura (empresarial).

Ponga a trabajar a un cosmopolita

Aunque puede no ser posible evitar del todo que surjan estas oposiciones o fricciones, es una muy buena idea lanzar iniciativas y poner al frente ejecutivos con el fin de remover un poco las cosas, arrojar luz sobre los puntos ciegos y crear vínculos entre las unidades de negocios, así como entre las oficinas locales y la sede central.

Esto solo se puede conseguir “hablando” con fluidez varias culturas y dirigiendo equipos interdisciplinares internacionales, específicos de proyecto. También ayuda para mejorar su equipo ejecutivo interno con “extraños”, porque tendrán que hacer preguntas, poniendo en evidencia las asunciones internas. Ello ayuda a prevenir malentendidos culturales, porque las asunciones no pueden transponerse rígidamente de cultura en cultura. Al mismo tiempo, no puede cubrir sus puestos de más alto nivel con ejecutivos que primero necesitan una formación intensiva, antes de poder llevar a cabo su trabajo. En vez de eso ya tendrán que estar familiarizados con las culturas implicadas, tener experiencia en la gestión de proyectos e innovación, ser comunicadores motivadores con talento para transformar conceptos abstractos en pasos factibles. Al ser considerados «extraños», su autoridad y confianza se derivarán principalmente de un profundo avance en el nuevo conocimiento que es muy solicitado en su organización.

SOLUCIÓN
piensa a nivel global, actúa en local

Los interim managers de la comunidad global de EIM son los más aptos y predestinados para desempeñar la función de ejecutivo verdaderamente cosmopolita, porque trabajar en muchos países diferentes y en colaboración con una mezcla variopinta de culturas es lo que inicialmente motivó a muchos de ellos a elegir esta carrera y a EIM.

Por consiguiente, no conocen solamente las distintas culturas, sino durante sus experiencias variadas, se conocen a sí mismos culturalmente. Ello les proporciona el lujo de mantener un punto de vista global, listo para ser traducido en acciones locales desde el primer momento.

Esto constituye una ventaja incalculable, ya que los resultados rápidos (quick wins) mejorarán de forma significativa la voluntad de cambiar y colaborar. Además, los ejecutivos de EIM tienen una gran experiencia en adaptarse rápidamente a nuevas situaciones, trabajar en entornos empresariales o culturas diferentes.

Nuestra misión en EIM no es cambiar o conectar el mundo, sino generar resultados rentables. Aun así, una cosa depende de la otra. Si comparte este enfoque, obtenga más información sobre nuestras soluciones globales para mercados internacionales.

Nuestra misión en EIM no es traer el cambio o conectar el mundo, sino generar resultados rentables.

SOLUTION
think global, act local

Interim managers from the global EIM community are best suited and predetermined to work in the role of truly cosmopolitan managers, since working in many different countries and in collaboration with a colourful mix of cultures is what initially motivated many of them to choose this career and provider.

Consequently, not only are they acquainted with different cultures, but throughout their various experiences they become culturally self-aware. This gives them the luxury of maintaining a global mindset – ready to be translated into local actions from the get-go.

That’s an invaluable advantage, as quick wins will significantly improve the willingness to change and cooperate. In addition, EIM interim managers are highly seasoned in adapting quickly to new situations – be it in different corporate environments, or cultures.

At EIM, it’s not our mission to bring change or connect the world, but to drive profitable results. Yet, one depends on the other. If you share this focus, learn more about our global solutions for international markets.

«At EIM, it’s not our mission to bring change or connect the world, but to drive profitable results.»

Póngase en contacto con nosotros

Juntos podemos encontrar la solución que está buscando.