/****Remove white gap on pre-footer*****/
Seleccionar página

ARTÍCULOS

Expansión internacional de la empresa española

¿Crecimiento o necesidad?

Una multitud de empresas españolas, han emprendido desde hace años el camino de la internacionalización, implantándose en China, Australia o Norteamérica, por citar países con culturas e idiomas muy diferentes.

Este proceso se ha intensificado en los últimos tres años por una urgente necesidad de compensar la caída de ingresos en España y en los mercados cercanos, mediante el desarrollo de mercados con crecimientos sólidos.

Sirva como ejemplo las empresas del IBEX 35, que incrementan año a año su cifra de negocios un 10% de media, debido a su crecimiento fuera de nuestras fronteras. El peso del negocio exterior sobre el total sobrepasa de media el 53% en estas empresas.

La expansión internacional, sin embargo, no es un proyecto fácil. Ya sea a través de una red comercial, creando una filial o por adquisición de empresas en el país de destino. Es un proceso de cambio o transformación que hay que gestionar eficazmente, y que implica vencer obstáculos y resistencias internas y externas, además de los recursos económicos que consume.

Para llevar a cabo este proyecto con rapidez, obteniendo los resultados previstos en el plan inicial y reduciendo los riesgos hacen falta gestores expertos tanto en desarrollo de negocio, como en los países de destino y en el contexto del proyecto. Por ejemplo, hay que crear alianzas con socios locales que suponen un gran reto o las empresas compradas están en situación de dificultad o tienen un gran potencial, necesitando nuevo management.

Tradicionalmente se ha gestionado el desarrollo internacional siguiendo tres esquemas:

  1. Enviando al país de destino recursos propios, que muchas no los más idóneos y no cuentan con las características y experiencia adecuada.
  2. Contratar a un directivo local de forma permanente siendo muy complejo su control y seguimiento.
  3. Una combinación de las anteriores, en ocasiones apoyados por un consultor local.

Estas formas de gestión en muchas ocasiones conllevan inconvenientes realmente perjudiciales para la empresa:

  • Ralentización del proceso y exceso de “pruebas-error”.
  • desplazamiento de recursos muy valiosos en la matriz.
  • Dificultad en la coordinación y seguimiento .
  • Carencia de experiencia internacional.

En consecuencia, para el arranque en un nuevo país, existe la necesidad de contar con recursos adicionales externos que aceleren el proceso, reduzcan los riesgos de fracaso y que estén centrados 100% en proyecto de crecimiento y cuenten con experiencia contrastada, siendo a su vez apoyados por una persona o empresa que coordine el proyecto localmente y con la matriz.

Executive Interim Management, EIM, es líder en lograr la internacionalización de empresas de todo el mundo. En España ha ayudado a numerosas compañías medianas y grandes (30 a 800 millones de euros de facturación anual), muchas de ellas de propiedad familiar, en esta tarea.

Executive Interim Management, EIM, lleva haciéndolo posible desde hace más de veinte años en el todo mundo y desde hace más de una década en España. Cuenta con una experiencia de miles de misiones llevadas a cabo con éxito, por lo que es una apuesta segura, rápida y flexible para garantizar los objetivos de crecimiento marcados, en cualquier país del mundo y en cualquier sector.

Get in touch with us

Together we can find the solution you are looking for.