/****Remove white gap on pre-footer*****/
Seleccionar página

ARTÍCULOS

El consejo de administración en empresas
no cotizadas en España: Retos y Soluciones

Las empresas españolas están actualmente inmersas en intensos procesos de transformación, como el desarrollo de nuevos mercados y clientes a través de la expansión internacional, la búsqueda de la rentabilidad en sus negocios tradicionales, conseguir financiación a corto y medio plazo para sus proyectos o incluso todos estos cambios a la vez. Además, esta situación de cambio es poco probable que acabe en un corto plazo, más bien está aquí para quedarse.

Los Consejos de Administración, y por tanto los Consejeros, tienen como objetivo ayudar, tanto a nivel de estrategia como apoyando al equipo directivo en estos procesos. En muchos casos, los Consejeros se ven confrontados con situaciones a las que no están habituados o que exigen de ellos una respuesta que presenta múltiples retos.

Los retos esenciales se pueden resumir en 4:

  • Tomar decisiones que afectan y se refieren a todo perímetro geográfico de la compañía al crearse nuevas filiales, propias o en alianza / JV, nuevos centros de producción, etcétera, en países muchas veces lejanos y desconocidos.
  • Toma de decisiones que afectan de forma importante a los activos de la compañía o a sus empleados como en el caso de desprenderse de negocios no estratégicos, venta de activos, reestructuraciones de personal, etc.
  • Dar respuesta a necesidades financieras significativas que pueden implicar la entrada de nuevos socios o negociaciones complejas con las entidades financieras.
  • Toma de decisiones en un entorno de urgencia y algunas veces en situaciones límite que pueden implicar riesgos personales.

Para hacer frente a todos estos retos es muy recomendable que el Consejo promueva y logre:

  • Que sus miembros tengan una excelente preparación y formación no solo referida al ámbito profesional en el que han desarrollado su carrera, sino formación específica como consejeros y en prácticas de buen gobierno.
  • Que una parte de sus miembros tenga un profundo conocimiento de los principales mercados (fuera de España), donde la compañía tiene o tendrá a medio plazo sus negocios, llegando incluso, si el tamaño de la compañía lo justifica, a tener miembros de nacionalidades de aquellos países.
  • Que una parte de los miembros tenga experiencia profesional en situaciones similares a las que se ve envuelta la compañía, como restructuraciones, financiaciones, ampliaciones de capital, situaciones de urgencia y emergencia.
  • Que en su faceta de control y soporte al management, el primer ejecutivo tenga la formación, experiencia y enfoque adecuado para estas situaciones especiales, identificando los “gaps” que pudiera tener y planificando cómo resolverlos o si esto no fuera posible en un plazo razonable, previendo su sustitución por un nuevo primer ejecutivo.
  • Que los ejecutivos de primer nivel de la compañía conozcan bien los servicios profesionales que existen en el mercado para ayudar a las compañías en estos entornos.

Finalmente, y esto es aplicable también a compañías cotizadas, tanto los clientes como proveedores y otros “stakeholders” de las compañías confían que los Consejos de Administración y sus miembros estén a la altura de las circunstancias y tengan un papel relevante en el buen gobierno de las sociedades.

Póngase en contacto con nosotros

Juntos podemos encontrar la solución que está buscando